Un lugar donde pensar

Un lugar donde pensar
La habitación de van Gogh (Vincent van Gogh)

9/1/10

"De lo que no se puede hablar, mejor es callarse" (Ludwig Wittgenstein)

Ante esta última frase del Tractatus de Wittgenstein, se me han venido muchas cosas a la cabeza, algunas de ellas se fueron como estrella fugaz que pasa por el cielo, otras todavía se arrastran en mi cabeza como un vil gusano, que merodea por mi pensamiento y pone en duda algunas cosas que ya creía asentadas y bien fundadas. Así me he dado cuenta que Wittgenstein nos da a entender que si hay algo de lo que no se puede hablar, es porque hay un límite, algo que existe y que está ahí, pero que el ser humano es incapaz de captar, es decir, con esto estaríamos hablando de la llamada por Kant la “cosa en sí”; la única diferencia es que Wittgenstein cree que este límite se encuentra en cualquier sensación o sentimiento no captado por los sentidos, así reduce al máximo el terreno del conocimiento, ya que si solo lo que se puede conocer y por tanto transmitir por el lenguaje es lo que podemos captar por los sentidos, ¿Dónde queda el amor y otros sentimientos que están fuera de eso? ¿Acaso no podemos expresar eso? Para Wittgenstein o por lo menos en su primera etapa, esto mismo es lo místico, eso que no puede expresarse. Para él entonces el cuadro del “Guernica” es una obra sin sentido, donde no se expresa nada, está vacío, porque del odio nada puede decirse.
Por tanto, hemos vuelto a reducir el marco de la experiencia, hemos vuelto a caer en la trampa, hemos sido víctimas de otro engaño. El mundo se resiente tras esto, el arte ya no puede transmitir amor, ni odio, ni miedo porque esas sensaciones son inexpresables. El lenguaje solo puede transmitir verdades objetivas, solo puede dar a realidades comunes a todos. El mundo de la expresión no está hecho para el amor, que es amorfo, deviene, es incoloro y parece que tampoco se toca.
Todos esos sentimientos y expresiones no puede ser conocimiento de verdad, y mucho menos objetivo. El mundo debe asentarse en la base de la ciencia porque es la única que no se tambalea, es la única que resiste a los golpes, lo demás es subjetivo y de ello no puede sacarse un conocimiento verdadero. Por tanto, esto mismo es lo que ha conseguido que el mundo se resienta, la obsesión de buscar un camino seguro, que no tenga altibajos, que se nos presente uniforme, rectilíneo, eso mismo es lo que nos ha conducido a la antítesis de lo que buscamos. Así es como multitud de cosas se han rechazado, se han perseguido y se han aniquilado. Pensar que todo lo que no está en tu marco es algo que no tiene sentido, es algo que viene desde hace muchos siglos y que parece ser un pensamiento muy afincado en el ser del hombre.
Por tanto, después de lo dicho, quizás no sea del todo cierto lo que se dice en esa frase, quizás si sea necesario expresar sea lo que sea y no sucumbir al encanto de la ciencia represora.

1 comentario:

  1. gracias x las reflexiones, me han ayudado mucho, el Tractatus es complicado, lo he leido como seis veces..y no lo entendia, pero con ayuda de videos y lo que escribiste, he podido entender mejor. Esta obra me lo dejaron para un curso de epistemologia de la universidad..bueno gracias y cdt

    ResponderEliminar

Entradas populares

Musica pura

Letras

Traductor